jueves, abril 15, 2010

Palabras, solo palabras



Tu sabes, que ella es rompible. Que le acontece la pena a borbotones.
Tu sabes, que no tiene dagas porque rompe las puntas con los dedos.
Tu sabes, que sus armas son los tacones, que como peldaños amparan su huída antes del quebranto definitivo.
Tu sabes que es paulatina, que no se increpa por la tardanza, que no juega con la premura de las palabras necesarias. Que se acuesta para que duerman sus cuitas y perderlas entre sueños de espejos.
Tu sabes de su escasez de palabras, y en la complicidad de sus silencios cambia el color de los vestigios, para asustarlos y que huyan dando bandazos.
Tu sabes que es humana, que defectos tiene silos llenos y que no siempre alcanza a los lugares empinados donde viven las sutilezas.
Tu sabes.... Que hay muchas noches que es luciérnaga que se olvidó de encender su luz.

5 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Tu sabes y a veces, sin embargo, lo ignoras.

Un texto estupendo LO

Un abrazo

CabezaDeMonte dijo...

De las expectativas a lo real y no por ello malo, ni peor; se requiere ternura y un mínimo de inteligencia para convivir y amar. El texto es maravilloso y tierno y real y bueno.
Besos

Juanjo dijo...

Gracias por tu visita. Te felicito por tu blog. Por lo que he leído, tiene mucha calidad.

Seguiré leyendo.

Raúl dijo...

Puedo imaginarme quien es "ella". me apetece jugar a adivinarla.

Juanma dijo...

Hoy vuelvo con una nueva luz encendida.
http://pecadomenudo.blogspot.com

Nos vemos.

Salud.