miércoles, enero 06, 2016

CANCION DEL NIÑO MALO



        

      (Foto de Laucamus)

        Amarrado a las faldas de mamá, despedaza los juguetes, permisiva lo arrulla y lo calma.
Llora el niño malo porque no consigue la luna, grita el niño malo, porque no consigue la sonrisa del hada que ve desde la ventana.
El niño dejó ayer de ser infante, y abraza al egoísmo para que amarrado a su pelo le de el efímero soplo a su nostalgia, pero como siempre, se le escapa.
Llora el niño malo.


Adulto desprovisto de ternura, ingrato contante, vacía su alma.


jueves, mayo 23, 2013

LA SENDA ARPÍA



                             

                                       
                        (foto de R.Girbet)

Porque yo nunca supe si en este camino de baldosas, perdería los zapatos. Pero tuve la valentía oportuna de calzarme mis tacones.
Y sin embargo, me vestí de dibujante, perfilando, completando y diseñando lo que pensamos serían constantes.
Nunca supe si la vereda sería umbría o confiada, y aún así, ciega de verdades caminé palpando flores.
No me arrepiento del minuto postrero, no.


Disculpa mi humano despropósito….  Ese de no haber sabido presagiar el futuro en las líneas de la mano. 


domingo, mayo 15, 2011

PRELUDIO

(FOTOGRAFÍA DE JPP)






En este rosario chispeante de misivas. Donde el amanecer y la noche cerrada se hablan con silencios. Recorro con mi boca el sabor redondo de tu memoria, destapando lentamente la garantía de tus confesiones.

Mágico el momento azulado que añora lo que fué o será en otros lugares, paladeando despacio la gentileza de saber, que el momento es solo temporal. Un instante perfecto, un crepúsculo conclúso.

Debes de ser el Másico que envenena la sangre.




Heridas abiertas que se cierran, y una mirada serena hacia otro horizonte.










viernes, abril 22, 2011

ALICIA

(FOTO DE DIANE DUFRAISY)






Cualquier noche la adversidad atrapará mi sombra.
Yo me culminaré entre sus ojos, presta a dispararle
con su misma moneda.
Heme aquí preparada, mordiendo liturgias y purgando
pecados que no son los propios, porque siempre llego
a destiempo, en este baile de marcados vaivenes.





Y es que al final siempre aparecen los tres personajes,
de esa Alicia que creía vivir en el país de las Maravillas.

sábado, abril 09, 2011

Solo por hoy.

(foto de Diane Dufraisy)
Vagan durante la noche las saladas lágrimas, durante cinco interminables días.

Y al llegar al crepúsculo te estoy pensando. Ayer sería otra palabra, otro lado de la balanza.

Vuelvo a los poemas, y espero la sintaxis perfecta, pero no hay nadie en casa.

En los rincones acampa el silencio, tras la puerta, la huída callada.

La verdad es un monólogo sin sentido.

Quisiera seguir sonriendo, pero no he podido.


Y es que pocas cosas son tan amargas como el sabor de la decepción, sobre todo cuando has estado comiendo ilusiones con esperanza.








jueves, abril 15, 2010

Palabras, solo palabras



Tu sabes, que ella es rompible. Que le acontece la pena a borbotones.
Tu sabes, que no tiene dagas porque rompe las puntas con los dedos.
Tu sabes, que sus armas son los tacones, que como peldaños amparan su huída antes del quebranto definitivo.
Tu sabes que es paulatina, que no se increpa por la tardanza, que no juega con la premura de las palabras necesarias. Que se acuesta para que duerman sus cuitas y perderlas entre sueños de espejos.
Tu sabes de su escasez de palabras, y en la complicidad de sus silencios cambia el color de los vestigios, para asustarlos y que huyan dando bandazos.
Tu sabes que es humana, que defectos tiene silos llenos y que no siempre alcanza a los lugares empinados donde viven las sutilezas.
Tu sabes.... Que hay muchas noches que es luciérnaga que se olvidó de encender su luz.

viernes, febrero 26, 2010

A la espera




















Ella mira impávida la sombra, el mecer de los minutos cautivos.
Y asiente, que remedio queda....
Bucea entre letras y no consigue emocionarse, las esdrújulas perdieron su empatía, los adjetivos empezaron a desvestirse.
Y pensó en los poetas como péndulos de un solo movimiento.
Pensó que las realidades son filmes en blanco y negro,
en los que el protagonista besa flexionando la cabeza.
Y pensó que la añoranza es la filigrana del olvido.


Y pensó tanto que ardió en llamas su pelo.

viernes, octubre 16, 2009

Nocturnidad


Cuando la oscuridad me amenaza con despertarme a la realidad, añoro manos que templen el alma.

miércoles, enero 07, 2009

Emulando a Manolo García

Que los días se van, río son.
Ahora quiero sentir, caminar.
Ahora quiero pintar, percibir.
El color de esa flor, que se marchitará.
(Manolo García)



Vivir en la anestesia de la cotidianeidad, lucir vestidos con el miedo dañino al desgaste, atrancar las puertas, cerrar los ojos y evitar la posible mirada que aniquila.
Y así, se van pasando los días.
Permitir que el murmullo felino se instale entre estos muros, apaciguar las propiedades para así, no pensar en esa mueca del destino que espera en cualquier esquina.
Que efímera es la sonrisa, la causa latente, la tristeza causante.
Que juegos de palabras absurdos para describir el letargo de los días, la bruma impresa ante los ojos que no permite la minucia de ver con claridad la angosta escalera de este cuento inacabado.



Y en un bosque rosa y azul pintado se pierden las cenicientas puñeteras.
Esas, que de tanta sonrisa tienen los dientes afilados.

viernes, junio 23, 2006

En el húmedo instante.























Porque quiero el ámbar franco de tu mirada,
y bebérmelo a sorbos parejos, cálido, redondo y añejo.
Que me dure eternidades y no descomponga la forma.
Que el sabor se quede atrapado en la médula de mis sentidos
y acometidos los hábitos, no se merme por la rutina del olvido.

Sin exigencias crecientes alego la indiscutible necesidad
de tu persona, la inevitable solapa de tu compañía.
Que me presente el vínculo primero de las posesiones,
esas que no se escriben en cuartillas, tácitos acuerdos silenciosos.

No pretendo ir a otro sitio que no sea el constante latido de tu cercanía.


Lo. (Deseos)

viernes, junio 09, 2006

Equilibrio



Sigo con un pie en el sol y otro en la luna. Y desde allí veo los vértices lejanos.
Este equilibrio inconstante, ese balanceo extraño, el que un soplido augura el desliz a la siniestra.

Según los matices, según los días, según los silencios me mueven las ganas locas de este equilibrio insensato, de esta pérfida paz que da constantes puras y diáfanas.
Que se mitiga inconfesablemente .

El camino es llano puro y lineal. Los pies no se enraízan en ninguna teatralidad, la diáfana claridad no abruma, acoge, protege y persiste.
Y sin embargo se aprovechan los tocones para dar bocanadas y mediar entre el anhelo y la clarividencia.
¿es necesario seguir apuñalando razones, asesinar la anestesia de la languidez?
Prefiero no pensar en el minuto siguiente de este instante.


LO. (Deseos)

viernes, mayo 26, 2006

SUEÑOS



He soñado con mares amarillos, y con coletas en las lechugas, he soñado cuentas de colores engarzadas en mis pies.
He visto la mirada vacía de la muerte puñetera que tergiversa los papeles, pero he dado dos pasos atrás y mi cobardía se la ha llevado.
He viajado en el tiempo durante cuanto???..... dos segundos??. Y me he visto reflejada en el espejo de mi cuarto, como una Alicia perdida con zapatos de tacón. La cabeza ladeada y sonriendo a la nada. Fue un sueño.....
Fueron Ruinas y Deseos corriendo por mis pupilas, como un viejo film de blanco y negro donde... a una velocidad de vértigo, los fotogramas reían de puro placer...
He soñado eso y mucho mas...

Lo (Deseos)

jueves, mayo 11, 2006

LA METAMORFOSIS.



A veces en días especiales como el de hoy, me tomo la cortesía de demorarme unos minutos en cualquier lugar mirando sin ver, y escuchando cualquier canción que la radio quiera brindarme. Suele ser en ese preámbulo de las 12, en la hora que el reloj corta el día, en el que ya hemos atajado la mitad, en el que ya es tarde para muchas cosas, en el momento en que la mañana deja de ser mañana y se convierte en mediodía.

Hoy con la memoria sonando en mis oídos, he pensado en esa capacidad de lucha que seguía envuelta en celofán como el primer día. Y que rasgué de un solo golpe al notar las sacudidas de la asfixia.

Apenas hace un año desaté los nudos de la existencia vaga en la que vivía, para enfrentarme a los ojos de la realidad, para volver a ser yo, sin menoscabo, sin molde que me embutiera.
Y sin mas equipaje que el miedo en los talones, firme decisión y un puñado de razones.

Casi se avecina el aniversario, es extraño pensar que han pasado todos estos días, todas estas horas, y casi .... sin percatarme.
He cambiado tanto que ni yo misma me conozco cuando la imagen que me mira desde el otro lado del espejo, me hace guiños festivos. Y le concedo otro minuto al pensamiento para verme en esta metamorfosis. He cambiado... sí.

Y estoy celebrando la victoria.

Lo. (Deseos)





viernes, mayo 05, 2006

Dedicado.






En el intrínseco momento de mi nacimiento, tu perduraste la mirada. Acogiste la gratuidad de mi llanto, y acunaste el primer frío de mi desnudez. Tu mirada me acarició porque la posibilidad de dañarme te aterraba. Y cuando por fin con trémulas manos me acogiste, sentí el calor de la persona que era parte de mi ser, eso es un tatuaje en el alma, la nomenclatura de mi vida.
Sin tu esencia no perduro, sin ella, no existo.
Soy parte de ti, ya ves, no puedo esconderlo, me legaste tus rasgos inequívocos, tu placidez y tu anatomía, y cuando crezca, tus valores al margen de adulteraciones serán los míos. Eso es innato, se transporta en eso que todavía no comprendo y que se llaman genes. Cuando sea solo un poco más adulto y una pizca de menos niño, sabré explicártelo.
A veces y desde aquí abajo te veo colosal, y tu mano en mi pelo me llena de exagerado orgullo infantil repleto de tranquilidad. Necesito dar dos pasos para acompasar los tuyos, pero no me importa sé que puedo hacerlo, porque tu mirada me dice que puedo, y tus palabras me aseguran que sabré hacerlo..
Mi mente simple no sabe de adjetivos ni situaciones, ni juzga ni difiere. Solo necesito tu cariño. Tus besos y tus abrazos, y no importa el día o la fecha que pueda estar contigo. Ya ves... ni siquiera sé los días de la semana.
Lo que sí sé.. es que una de mis primeras palabras dichas en este mundo, fue: “papa”.

Lo. (Deseos)

lunes, abril 24, 2006

La ventana.



Eres el vício oculto de la boca.
La definición de la hechura
que congela el lacerante
bruñido de la soledad perdida.

(y nunca lo he sabido)

La estela que deja el trasnochar sombrío.
la tregua impuesta. La palabra rota.
Me pierdo por instantes...
Lo sé.

En esta casa sin puertas,
hay días en que golpean las aldabas
y tiemblan hasta los cimientos...

Lo. (Deseos)

viernes, abril 21, 2006

Mi viaje Verde



He regresado de un viaje verde, de verde con olor a verde, de cimas nevadas con sol embelesado. De ríos calmos y gentes tranquilas.
He vuelto enamorada...
Mis retinas están plenas de imágenes que no pueden diluirse, que no podrán ser olvidadas. Mi boca llena de palabras....
He conocido el Cantábrico y ha sido un amor a primera vista, sus aguas han rozado mi rostro, y me he sentido tan bien...


Recuerdo el olor de la lluvia sobre las hojas, y la sensación de como las gotas resbalaban por nuestro cuello, andábamos y la sonrisa afloraba. Los pies húmedos de alegría. Una tarde mágica. Un día inigualable.



Gracias.....


miércoles, abril 12, 2006

La muerte del náufrago.


Pereció en los mares de locura. En su ansia de arribo a múltiples orillas perdió el horizonte entre banales costas de impresión placentera.
Su búsqueda impaciente, de playa calina donde otear lejanías constantes prístinas y suaves. Donde la letanía de las olas relajase su alma y apaciéntase su memoria.
Pero...
Se perdió por el laberinto de malezas sin arrancar, de maltrechos pasajes embarrados que lastimaron sus pies descalzos. Rodeó la isla mil veces, vio sirenas y monstruos, rozó espejismos con la punta de los dedos.
Y empezó a charlar con los animales......
Sembró sabores en la parte alta, en el comienzo de la Isla, y continuó saborizando sentidos, añadiendo connotaciones cotidianas sin darles alternativa de conjugación.

Y empezó a charlar con los animales......

Murió el náufrago inaudito y protagonista.

Que los vientos del Este acaricien su rostro.


Lo. (Deseos)

viernes, abril 07, 2006

Trabajo esforzado


Latente y primitivo era el trabajo de vivir antes de ahora.

Y ya.......

Codiciada la condena que sufren mis doloridos roces,
anhelante esta locura, esta sinopsis de males arracimados.
Trémulos... pendientes de una mirada.
Exagües tras un laborioso beso con la boca abierta.
Torrente descontrolado de mímicas y que no se terminan
ni siquiera cuando se ahogan tras la sábana.


Más tarde....


Batiendo la mirada trago aguas saladas que llegan
a mi garganta.
Diluyendo sentidos para acapararte y circundarte a mi bahía.
No sé si te sabré prolongar o merecer.
No sé si sabré llenar tus vacíos con mi letras, y equipararme
a tu corriente lenta de generosidad.
Soy imperfecta, difusa y contraindicada, soy, soy....
Soy solo yo.... Lo.

Lo. (Deseos)

jueves, marzo 30, 2006

Tempus



Se me escapa el tiempo entre los dedos. Intento aprisionarlo para que no escape por los recovecos de la hora.
Tarea intransigente, su segundos son veloces estelas azuladas que no atienden a razones. Por más que me empeñe, deseo atesorarlos eternamente, y ellos pilluelos polizones, corretean inmersos en su propias opiniones.

Esta primavera me gustaría hacerla eterna, que no mudase al esperado verano, aprovechando una debilidad mínima se postrase sumisa a mi conveniencia. Atesorar el instante, aunque fuese mudo y callado para no tener que recordarlo, sino saborearlo en la inmensidad de este glorioso momento.
Ya que la fugacidad es el monstruo de un solo ojo.....


Lo. (Deseos)

lunes, marzo 27, 2006

Las Barreras del alma.




Yo no sirvo como constructor, eso lo se... pero no quiero, y no puedo permitirme el lujo de desistir en mi empeño.
Cuando siento que el mínimo estremecimiento me recorre, pongo manos a la obra y comienzo a mezclar la argamasa.
Pero como pasa con los que no consiguen aprender, los que en clase se pasaban la vida mirando pasar las nubes. La mezcla no es buena. Entiendo que no será resistente, que no plantará cara a los elementos. Pero me empeño. Pongo más y mas...
Levanto un trémulo muro, desencajado, irregular, con tantas fisuras que da pena verlo. Pero sigo con el trabajo, ahora lo adorno con cinismo, ostracismo y una pizca de soberbia.
Ya casi he acabado, otro poco más, otro puñado más.
Solo espero que esta vez aguante, que proteja con contundencia. En resumen esa es su misión...

(Esto es algo que escribí hace tiempo, cuando pensaba que los muros podían circundar mi vida y constituir un refugio caliente y seco en su interior, donde nada ni nadie podría acceder sin mi consentimiento.
Simplemente estaba equivocada..)


LO. (Deseos)

jueves, marzo 16, 2006

Dijo.



Abrió la puerta, no se sentó ni se quitó los zapatos. Me miró. El calor seco. La nostalgia también seca.
No dijo que me había añorado, no dijo que de ganas rabiaba. No dijo lo cansado que estaba. No habló de esas cosas que da igual no decirse.
Dijo: Acércate. Acércate un poco.
Entonces entró. Entró en esos lugares donde temo perderme. Entró en ese hueco subterráneo donde para qué decir de que se hace el hueco..
Y dijo que, antes de tenerme a mí, yo no podía imaginar cuánto. Cuánto había sufrido.
Dijo: Ven. Acércate un poco. Entró y se adueñó de las partes quietas, mojadas, dormidas.
LO (Deseos)

jueves, marzo 09, 2006

Definición sesgada.





Siempre he sabido describir a la perfección el estado altivo de la tristeza, desgranar con palabras la desilusión, diseccionar silábicamente la desazón, y conjugar de carrerilla el desamor.

Todo esto viene a decir que me siento más ligera de palabras con las Ruinas que con los Deseos.. Que la fluidez innata de mis pensamientos se tuerce siempre hacia el lado sombrío de la calle, allí donde el verdín araña las paredes y los desconchones son paisaje constante. Donde el sol con sus rayos oblicuos no llega ni siquiera en primavera.

Si, se me hace ardua la tarea que me impongo hoy. Me impregno de Deseo, que corretea somnoliento aún y dando traspiés, con una tonelada de gozo en los bolsillos, con la cara sucia y traviesa del juego furtivo.

Intento como siempre no dejar que la mente se ponga a tejer sueños de futuro, pero ella fémina impertérrita me desoye convenientemente, apartando mi razón con soplidos que huelen a cariño. A miradas cómplices en las que yo sé... que se puede ver mas de lo que mi boca dice. A silencios tranquilos... y besos salvajes, de esos que se amotinan sin compasión del cuerpo, y escancian con maestría la pasión. A la caricia lenta de una inteligencia sin pretensiones, agazapada y que brilla de cuando en cuando con una sonrisa ladeada, aderezada de un dar sin pedir nada a cambio. ¡Inaudito! Este rayo de calor en mi noche fría.
A dos palabras dichas un amanecer, que dieron al traste con la dignidad fingida.

Y sigo sin poder definir lo que es sentir en los confines de mí, en ese lugar donde el olvido campo a su antojo durante tanto tiempo, que me acostumbré a definir la tristeza con sus aristas y brillos opacos.

Y hoy... mientras mi corazón pierde el equilibrio porque camina de puntillas y en silencio, he intentando, como siempre en vano. Deletrear los Deseos y guardar las Ruinas en su caja de terciopelo.

Pero no sé si lo he conseguido.

Lo. (Deseos)





viernes, marzo 03, 2006

Ella es agua.







Está sentada en un pequeño embarcadero, la madera es vieja y podrida, con las vetas abiertas, áridas y ajadas, pero le da esa sensación inexplicable de solidez...
El viento constante barre su rostro y ella sonríe.... El mar está calmo y refleja como un espejo los rayos solares, casi no puede mirarlo, su visión le hace daño en los ojos. Pero allá donde pose la mirada, solo ve inmensidad, soledad, pero una soledad tranquila y apacible, esa soledad permutada y consentida, que ya ha sido aprobada por el alma.
Levanta el rostro... es un gesto propio que no puede evitar, se emborracha de sol y deja que su calor la recorra como un amante con sus manos, la inunde de sensaciones que llegan hasta la boca. Sal... calor.... agua...
El agua es un elemento fijo en la arquitectura de su vida, sin ella no vive, sin ella no sueña, sin ella no goza. Necesidad....¿de que?. De ese líquido vital, de esa frescura impoluta. De que el torrente en ocasiones la golpee sin miedo, para luego, transcurrir sinuosa y tranquila por entre las rocas.


Hasta ella llega el sonido de unos pasos amortiguados por el viento, alguien se acerca....

LO. (Deseos)


miércoles, febrero 22, 2006

Secreto

Me levanté aquella mañana sabiendo que algo importante había cambiando en mi vida. La soledad ya no se arremolinaba en mi alma, la euforia me embargaba y cuando me miraba al espejo, me parecía increíble que todo el mundo no adivinase que algo fantástico me estaba ocurriendo, se delataba en mi rostro. Mis poros lo exudaban.

Pero a pesar de aquella alegría, había otro sentimiento también agarrado allí. Y ese era el miedo. El miedo a perder lo que todavía no era mío. El miedo a no ser correspondido del mismo modo. El miedo a no saber dar de la misma forma.
Me daba cuenta de que en los últimos años había perdido la capacidad de amar de que ese sentimiento se extravió por el camino, y que de no utilizarlo se tornó escurridizo y huraño. Y las palabras para definirlo se me atascaban en la garganta y eran incapaces de ser pronunciadas. Pero había más, había una palabra oscura, dolorosa y fea que me atormentaba.
Como podía yo arrastrar a nadie a mi sórdido mundo. Como podía yo invitar a compartir mis momentos robados con la sombra de un tercer peón en el juego. Sabía que mi cobardía podía herir, así que opté por el camino que me parecía honesto. Por el camino que me desgarraría el alma, que me devolvería a la hostil realidad... Abandonar.

Pero en cuanto mi alma aceptó el hecho concreto, mi mente me impuso el peor de los castigos, y machaconamente recreaba la pérdida de mi paraíso particular. Veía imágenes fugaces de la ninfa que me había robado la razón. Besaba su boca madura, atesoraba sus blancas manos entre las mías, descubría su secreta pasión entre mis brazos. Todo ello martirizaba hasta la locura mi mente, hasta el punto de titubear ante mi camino trazado.
Pero era tal el amor que yo le profesaba, que mis dos hijos y mi esposa habían pasado a un plano secundario en mi vida. Mi trabajo como agente de bolsa, ya no era el cúmulo de éxito que me llenaba día a día. Nada era tan importante como la mirada de sus cristalinos ojos cuando me cobraba la estancia en el parking, y su mano rozando la mía al entregarme el cambio. Mi pequeña alondra, confinada en aquella jaula de cristal del centro comercial.
Dónde cada sábado, sin faltar ni uno, yo me dirigía cual perro adiestrado a realizar la compra de la semana. Y donde cada sábado sin despegar mis labios entretejía en mi mente una fantasía secreta con la dueña de mis anhelos.



lunes, febrero 20, 2006

Regreso


Ha vuelto a casa, ya está aquí, ha vuelto a quedarse, a empaparse de esos olores conocidos, azules y verdes. y otros nuevos que acaban de llegar. Abre la ventana para que entren sin miedo, se arremolinen en torno a su cuerpo, y le traigan nuevas esperanzas. Deja las maletas junto a la entrada cargadas de cajas vacias, que llenará con aliento entre papel de seda, doblado meticulosamente como solo ella sabe hacerlo.
Ha vuelto a casa y ha venido a quedarse....
Lo (deseos)

viernes, febrero 17, 2006

Ausencia de protocolo


Hay un momento íntimo y sereno, en el que los ojos no les da por entregarse a la acuosidad lacrimal, en los que ese dolor sordo que se instaló como un inquilino sin nombre y que vive a medias entre la planta corazón y garganta se ha tomado un día de asueto.
En los que la razón, tiene en ese momento un hilo tenso y tirante que le permite andar sin mirar al vacío. Y haciendo gala de un valor irreductible comienza a dar pasos hacia la palabra..... despedida.
No entiende esa valentía nacida de la nada, cuando todo es tan fácil como estar abocado a la absoluta placidez de ver pasar los días frente a la ventana sin mover un dedo, pestañeando de vez en cuando para no quedar aterido.
Pero ya no se engaña; Cada mañana cuando se ve de cuerpo entero en el espejo, cuando espera un consuelo y recibe un quejido. Cuando tiende la mano y se queda allí muda, rozando la espalda que se aleja.
Y hay que ser muy valiente para decir un ..... Ya no te quiero.

( Cayó el lastre, se olvidó la punzada, nos abrazamos y nos perdonamos por ser humanos... por ser imperfectos)

LO. (Ruina convertida en Deseo)

viernes, febrero 10, 2006

225 Golpes..




He aprendido a lanzar mis horas contra el horizonte, y que no me retornen minutos pertreñados de silencio.
Y que la cadencia que oigo en mis sienes no sea constante, sino con altibajos, como un vals de final apoteósico en el que los bailarines no dancen, sino que se deslicen en un movimiento sinuoso de notas perdidas.
225 notas, doscientos veinticinco golpes y me he dado cuenta de que estoy sola, pero ya no me engulle como un perro amaestrado, lenta e incansablemente, cercenando con cada mordisco una pequeña porción de mi alquimia. Ahora me mira con el temor del animal salvaje que se enfrenta a su rival, entrechocando las astas, con la certeza segura de que no va a cejar hasta las más absoluta de las rendiciones, que cuando la savia vital gotee de sus entrañas, yo reiré a carcajadas, miraré sus pupilas verdes y escupiré en su vientre.
225 golpes y abro las puertas...
Lo. (Deseos)

viernes, febrero 03, 2006

Mi Viernes

Hoy, he recorrido el mismo trecho que todos los días, pero en el aire flotaba una expectación distinta, maravillosa. El sol, después de varios días sin dignarse a aparecer a tan temprana hora, me ha regalado sus nacientes resplandores. Y yo, avariciosa, he apurado al máximo tan grata sensación.
Me gustaría pensar que es una avanzadilla extraordinaria de la primavera. ¡Bendita ilusión!, sé que aún me quedan muchos domingos fríos.

No quiero que todos los viernes sean de sol” Canta Shakira. Contoneando su excelso cuerpo.

Yo sí que deseo que todos mis viernes sean de sol, de muchos viernes llenos de sonrisas, de viernes con olor a calor, de viernes llenos de cariño, de viernes con pan caliente, de viernes con olor a bebé.

Y es que no sé que tienen los viernes.....

LO. (Deseos)

miércoles, febrero 01, 2006

El Baile de Máscaras




Las máscaras son mis objetos de culto, me atraen de una forma sospechosamente intensa, sin embargo no poseo mas que la de diario....
A veces, y siempre bajo coacción o interacción de algun ser querido, delimito el tiempo de pose a recorridos pequeños por calles muy transitadas. Luego con un gesto desdeñoso la guardo bajo el abrigo, y la olvido hasta un día después.
Nunca, nunca salgo sin ella, su calor me protege, su firmeza me apacigua, sus bordes irregulares dan sentido a mis gestos; Y al final del dia, la guardo junto a mi cama, que hoy por hoy es el lugar mas calmo de mi casa.
Y si algún dia, no lo quiera el destino, la extravío por entre los vericuetos de esta vida que no me dá tregua. Es que ya no seré el yo de hoy, sino uno nuevo, mas perfecto e inmortal. El último acto habrá terminado...

(Este texto está dedicado a mi partener, que con sus siempre dulces palabras, sutiles, sinuosas y clarividentes me anima hasta el infinito en esto tan burdo que se ha convertido el vivir)

LO (Ruinas)

martes, enero 31, 2006

Es Tiempo de Olvido






Es Invierno y fuera hace frío, los primeros copos empiezan a volar de un lado a otro juguetonamente. Es tiempo de Olvido. Piso los charcos y mi cara se refleja durante un instante en ellos. El cielo está gris esta mañana....
Las manos ateridas, el otro lado de la cama se quedó helado esta noche, y el café me quemó la boca. Es tiempo de olvido...
"La utopía está en el horizonte.
Camino dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.
Entonces, ¿para qué sirve la utopía?. Para eso,... sirve para caminar".
Eduardo Galeano.
LO (Ruinas)

lunes, enero 30, 2006

Bienvenidos





Bienvenidos a un espacio en Ruinas, pero repletito de Deseos.
Un espacio que en un tiempo fué de dos. Un espacio mio y quizás tuyo.
Un espacio para la reflexión, el esparcimiento literario y visual; el aburrimiento, el entretenimiento y la apatía.
Un espacio amplísimo, con grandes ventanales sin cortinas; con claraboyas y lucernarios; ventanucos, celosías, muros impenetrables y algún que otro resquicio.
Bienvenidos a un espacio...